Noticias

5 malos hábitos en el desayuno que tienes que dejar de lado

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock

Según los nutricionistas, el desayuno es la comida más importante del día; pero a menudo porque nos levantamos tarde y salimos corriendo por la mañana, no le damos a este momento la importancia que se merece. Y cuando desayunamos, muchas veces lo hacemos mal. ¿Cuáles son los errores más frecuentes al desayunar? Descúbrelos a continuación para dejarlos de lado.


Lee también
» 8 alimentos para combatir el estrés
» 5 recomendaciones para el desayuno de un estudiante
» Unicef pide regular publicidad de alimentos no saludables en Latinoamérica

5 malos hábitos en el desayuno que tienes que dejar de lado

1 – No desayunar

Obviamente, saltearte el desayuno es una mala forma de empezar el día. Esta comida te aporta la energía y los nutrientes necesarios para que puedas encarar todas las actividades del día y recuperarte del sueño; así que si te la salteas regularmente, tienes que saber que le estás haciendo un daño a tu salud y a tu productividad. Además de que al rato te dará hambre y estarás comiendo cualquier cosa seguramente mucho menos saludable.

 

2 – Desayunar muy apurado

Si tu desayuno consiste en tomar un café mientras haces todo el resto de lo que tienes que hacer antes de salir (vestirte, calzarte, armar tu bolso etc) entonces lo estás haciendo mal. No solo necesitas desayunar algo más que un café negro, sino que además necesitas tomarte el tiempo para hacerlo tranquilo.

 

3 – Comer demasiado

Tampoco un buen desayuno consiste en comer todo lo que tengas en la despensa. No confundas una cosa con otra, ya que si atiborras tu cuerpo de comida tampoco te sentará nada bien.

 

4 – Desayunar muy tarde

El desayuno debe ser tomado, como máximo, una hora después de que te has despertado; ya que si no se cubren las necesidades nutricionales que tiene el cuerpo después del sueño se estará aumentando la producción de ácido en el estómago, provocando dolor, malestar y reducción de los niveles de azúcar en la sangre.

 

5 – Consumir alimentos poco saludables

Un buen desayuno puede incluir frutas, lácteos y cereales, pero no exceso de grasas y dulces. Si tomas un “desayuno americano” todos los días y sigues consumiendo grasas durante el resto de la jornada, estarás favoreciendo la obesidad. Recuerda que incluir frutas es la mejor opción por su aporte de fibra, vitaminas y minerales.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.