Noticias

Conseguir el equilibrio entre la vida personal y la profesional

      

En la actualidad, conjugar la vida personal y la laboral representa todo un desafío, pero resulta esencial encontrar un punto de equilibrio entre estas dos esferas de la vida y eliminar las tensiones inherentes a la relación, para poder vivir en armonía, conectarse con los otros y dar lo mejor de uno mismo.

Lee también
» 8 alimentos para combatir el estrés
» 8 factores que provocan estrés laboral
» Errores profesionales que no debes cometer 

 

La conciliación entre la vida laboral y la vida personal es uno de los temas que más preocupa a las autoridades como también a las empresas y a los trabajadores. Las necesidades de la sociedad han cambiado a través de su propia evolución y distintos factores de la vida laboral, como la expansión del empleo femenino, las jornadas laborales extendidas y el multiempleo, por lo que es necesario contar con políticas que acompañen estos cambios y favorezcan la relación entre trabajo y familia.

Para que los profesionales puedan gozar de una vida plena y las compañías puedan alcanzar los objetivos que se plantean, son necesarias diferentes políticas que colaboren con ambas partes. Por otra parte, es de vital importancia repensar los roles sociales: ya no se trata de separar por género algunas tareas domésticas o laborales, sino de separar estas tareas equitativamente, para que tanto hombres como mujeres estén en igualdad de condiciones.

 

Accede al documento “Conciliación del trabajo y la vida familiar” de la Organización Internacional del Trabajo para saber más sobre el tema

 

Uno de los problemas clave en la relación entre la vida laboral y la vida personal, es la concepción que se tiene sobre el entorno laboral y los roles sociales. Todavía quedan muchas compañías que están pensadas como un modelo de mediados de siglo, donde solo una persona del núcleo familiar trabaja (el hombre) y otra se queda en casa, al cuidado de los hijos (la mujer). Los centros de trabajo deben, por tanto, adaptarse a la nueva realidad y sus exigencias.

Los profesionales que se ven afectados por esta relación crítica entre familia y empleo son todos, desde los cargos menores, hasta directivos o gerentes. Todos y cada uno de ellos deben sacrificar tiempo familiar, horas de recreación y descanso para poder cumplir con los objetivos laborales o seguir especializándose en un área, lo que ha generado una epidemia de estrés a nivel global.

Encontrar el equilibrio entre estas dos esferas de la vida es posible, pero requiere el compromiso de todos. Solo con la elaboración de políticas públicas que fomenten el tiempo en familia y el cambio de ciertos paradigmas sociales, podremos lograr una conciliación entre la vida laboral y la vida personal.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.