Noticias

Cómo prepararse para un debate

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Los debates son instancias de comunicación donde se exponen y discuten argumentos a favor y en contra sobre un mismo tema, guiados por un moderador que es quien da la palabra a un contendiente o su equipo y asimismo al otro, procurando que se mantenga el orden de los turnos y se respeten las reglas del debate.


En entornos educativos, tanto como en cualquier otro, los debates resultan ideales para enriquecer los conocimientos de los estudiantes, los que al prepararse para esta instancia se involucrarán e investigarán a la vez que pondrán en funcionamiento su capacidad crítica, argumentativa y de discernimiento. Aprende a prepararte para participar en un debate y dar lo mejor de ti.


4 tips para prepararte para un debate



1 – Investiga

Tu opinión sobre un tema no es lo que vale para ganar un debate ni para darle calidad a éste. Lo que necesitas son argumentos sólidos, y preferentemente con pruebas que sostengan lo que estás diciendo. Infórmate bien sobre el tema sobre el que vas a discutir, en lo posible conociendo los argumentos a favor y en contra, ya que sea cual sea la postura que tomes, te servirá mucho conocer cómo va a defenderse tu adversario.


2 – Planifica los pasos a seguir


Escribe en una libreta los pasos a seguir y los puntos que no quieres olvidar, ya que en el fervor de la discusión puede ser que termines olvidando algo que consideras crucial para defender tu postura. Puedes, si se permite, aprovechar otros recursos e incluirlos en la discusión, tales como documentos, encuestas o testimonios de personas calificadas que defiendan tu punto.


3 – Cuida tu comunicación no verbal


Por más que hayas investigado y puedas defender tu postura, si no atiendes tus nervios la comunicación no verbal puede jugarte una mala pasada. Ya sabemos que gran parte de lo que comunicamos no lo decimos mediante palabras, por lo que cuidar esos aspectos que no se dicen pero tanto nos delatan es crucial. Ensaya previamente como si estuvieras frente a un público (incluso puedes pedirle a tus amigos y familia que te oficien de público para tus ensayos), habla con mucha confianza en lo que estás diciendo y cuida la manera en que te mueves, tus gestos y hasta lo que llevas puesto.


4 – Respeta a tu contrincante en todo momento

Los debates, si bien son confrontación de ideas, deben realizarse en un entorno de máximo respeto. No se trata de confrontar, ser rivales o pelear porque si, sino de defender un tema desde la tolerancia y el respeto hacia el punto de vista del adversario. En este sentido jamás debes gritar, burlarte o subestimar a tu contendiente. Este tipo de actitudes, además de no hablar bien de una persona, también le restan mucha fuerza a sus argumentos.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.