Noticias

La enfermedad que puede curarse en una montaña rusa

      
Fuente: Shutterstock
Un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Michigan en Estados Unidos realizó una investigación a través de la cual pudo comprobar que la montaña rusa, una de las atracciones más populares de los parques de diversiones, puede ser un aliado para curar un malestar del riñón.


El urólogo e investigador David Wartinger de la Universidad Estatal de Michigan descubrió una posible cura impensada para un malestar del riñón: subirse a una montaña rusa. ¿Pero cómo llegó a esta conclusión?


El médico notó que muchos de sus pacientes que sufrían de cálculos renales se habían curado sin tratamiento, por lo que comenzó a investigar qué tenían en común esas personas, concluyendo luego de una serie de preguntas que el vínculo que los unía era que todos eran fanáticos de subirse a la montaña rusa.


De esta forma, Wartinger decidió investigar si en verdad los efectos de subirse a una montaña rusa pueden influir de forma positiva en la expulsión de los cálculos del riñón, y para esto realizó un estudio que posteriormente se publicó en The Journal of the American Osteopathic Association.


Wartinger realizó la investigación con el también urólogo Marc Mitchell y para llevarla a cabo el equipo visitó Disney World, el parque de diversiones más famoso del mundo. Para comprobar su teoría utilizaron una impresora 3D para imprimir un riñón que simulara uno de verdad; con el riñón 3D ya pronto, los investigadores emprendieron el viaje a Disney. Una vez en el parque se subieron unas 270 veces a tres de las montañas rusas más populares junto a una mochila cargada con los prototipos.


En efecto los resultados que obtuvieron los investigadores fueron positivos a su investigación. Los científicos pudieron comprobar que un 64% de las piedras fueron removidas en el caso de los tripulantes que se ubicaron en última fila, en contraste con un 16% de los que se ubicaron en los primeros lugares.


Los análisis posteriores también demostraron que las montañas más famosas fueron las más efectivas; por lo que los investigadores concluyeron que las que tienen vueltas más bruscas son las que más promueven la liberación de los cálculos renales, en comparación con otras que tienen giros en 360 grados que invierten al pasajero.


De todas formas, Wartinger reveló que solo los cálculos de hasta 5 milímetros desaparecían (es decir los más pequeños), por lo que en muchos casos este padecimiento solo puede solucionarse mediante una cirugía. “A veces, cuando se atora una piedra, necesitamos alcanzarla a través de la uretra, tomarla manualmente y expulsarla”, expresó el investigador.


Si bien el estudio resulta esperanzador, los investigadores aseguran que aún es muy pronto para afirmar que se subirse a una montaña rusa es un tratamiento confiable, enfatizando en que en estos casos la visita a un urólogo sigue siendo el primer paso a seguir entre quienes padecen de piedras en los riñones.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.