Noticias

Los 5 deportes más saludables para nuestro cuerpo

      
Fuente: Universia
Practicar actividad física tiene infinitos beneficios para nuestra salud, desde disminuir la posibilidad de enfermedades como colesterol y diabetes, contribuir en la rehabilitación de lesiones, hasta retrasar el envejecimiento. A la par de esto, el deporte ayuda a nuestra mente a liberar el estrés y lograr un equilibrio natural con el cuerpo.

Actualmente la variedad de deportes y disciplinas para ejercitarnos e incorporar la actividad física como parte de nuestra rutina es enorme. Dentro de ese listado existen algunos deportes específicos que se centran en trabajar zonas concretas de nuestro cuerpo o en desarrollar destrezas determinadas como el equilibrio, los reflejos, o la concentración.

Por otra parte, están aquellos que pueden ser considerados como los deportes más completos, ya que permiten trabajar varios aspectos a la vez logrando que nuestro cuerpo realice un trabajo integral.


Descubre a continuación cuáles son las 5 actividades deportivas más saludables y completas que podemos realizar.


1. Natación 

Este deporte, de alta resistencia cardiovascular, nos permite ejercitar todos los músculos de nuestro cuerpo además de favorecer el trabajo del corazón y los pulmones, ayudando también en los procesos respiratorios. Al mismo tiempo, gracias a que el peso de nuestro cuerpo se reduce por la inmersión en el agua, la natación cuenta con la ventaja de que las probabilidades de lesionarnos al ejercitar sean menores que en otro tipo de actividad física.

Nadar favorece también la flexibilidad y elasticidad de nuestro cuerpo por eso también se recomienda para la rehabilitación de problemas de columna y lesiones musculares o articulares. Asimismo se estima que, según la intensidad del trabajo, a través de este deporte podemos llegar a quemar hasta 350 calorías en 30 minutos. Por otra parte la natación también permite liberar energía y descansar nuestra mente, proporcionando sensaciones de alivio y distensión, sobretodo cuando nos encontramos expuestos a situaciones de estrés.


2. Ciclismo

Pulmones, corazón, y circulación sanguínea se verán beneficiados si practicamos ciclismo. Además de disminuir los niveles de grasa en la sangre y estimular el riego sanguíneo, esta actividad física puede llegar a reducir hasta en un 50% la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Por otra parte, el deporte sobre la bicicleta nos ayudará a perder peso y aumentar el ritmo de nuestro metabolismo, reduciendo de manera considerable la grasa corporal.

Cuando realizamos esta actividad deportiva entran en juego la mayoría de los músculos, sobretodo y gracias al pedaleo, aquellos que se encuentran en la parte inferior como glúteos, gemelos y cuádriceps. Por lo tanto el ciclismo fortalecerá tus piernas mientras hace trabajar también otras zonas como la abdominal, la lumbar y los pectorales, que estarán ayudando a la estabilidad sobre la bicicleta. Sus características harán que además desarrolles destrezas como el equilibrio corporal y la coordinación.

Además, los benefcios que montar en bicicleta aportan al sistema inmunológico también son muy importantes, reduciendo las probabilidades de contraer enfermedades infecciosas y previniendo padecimientos como la diabetes o el cáncer.

Al ser un ejercicio de bajo impacto por los puntos de apoyo, por ejemplo en el asiento, también está recomendado para mejorar la calidad de vida de aquellas personas que sufren artritis o problemas óseos, ya que el ciclismo colabora en el fortalecimiento de los huesos y en la movilidad de las articulaciones.


3. Squash

Este deporte, que mantiene similitudes con el frontón y el tenis, es considerado por los expertos como uno de los más completos del mundo, permitiendo quemar más de 500 calorías en media hora de trabajo. La resistencia cardiovascular que implica esta actividad es alta y es un deporte que involucra todas las partes del cuerpo.

Al mismo tiempo este deporte requiere diversas habilidades como por ejemplo los reflejos, la atención, el control de pelota, etc; evaluaciones deportivas a nivel internacional han colocado al squash en los primeros lugares del ranking en materia de resistencia muscular y quema de calorías.

Por sus características el squash favorece el desarrollo de destrezas como la velocidad, la agilidad de reacción, la coordinación y el equilibrio. Además ayuda a reducir el estrés y liberar la tensión.


4. Fútbol

Uno de los deportes más populares y practicados del mundo, si no el que más, es el fútbol, el cual además también es considerado uno de los más completos y saludables. Esta actividad, que requiere de una gran resistencia física, nuclea entre otros beneficios el aumento de la fuerza, la flexibilidad y la densidad ósea.

Por su gran trabajo aeróbico además, el fútbol permite quemar casi toda la grasa corporal y eliminar más de 400 calorías en tan solo 30 minutos, colaborando así en la prevención de enfermedades como el sobrepeso y el colesterol.

En lo que refiere a la mente, el balón pie permite desarrollar habilidades como la concentración, el trabajo en equipo y la confianza en uno mismo.

Si hay que mencionar una desventaja es la de ser uno de los deportes con más riesgo de sufrir lesiones, por el gran desgaste muscular. Sin embargo, si lo practicas como rutina deportiva a un nivel que no te sobreexija demasiado, estarás haciendo trabajar todo tu cuerpo al mismo tiempo que te diviertes compitiendo.


5. Remo

Algunos especialistas hablan de éste como el segundo deporte más completo, a raíz del esfuerzo físico que requiere en las extremidades superiores e inferiores. Unas 300 calorías se estima que permite quemar el remo en un lapso de 30 minutos, además de exigir una alta resistencia cardiovascular.

Los movimientos de empuje de la embarcación con piernas y brazos no solo fortalecen altamente los músculos del cuerpo –hombros, abdominales, cuádriceps, etc- sino también ponen en juego el desarrollo de la coordinación y de las habilidades para lograr un objetivo común en equipo.


Más allá de los beneficios que cada deporte posee en particular, a nivel médico se ha comprobado que realizar cualquier tipo de ejercicio físico -idealmente de 2 a 3 veces por semana- favorece en gran medida nuestro cuerpo y nuestra mente. La práctica de deporte oxigena nuestro cerebro y hace que nuestro cuerpo genere endorfinas, también conocidas como “hormonas de la felicidad”, que generan en nosotros sensaciones de bienestar y optimismo, reduciendo los riesgos de sufrir ansiedad, depresión o estrés, enfermedades características de nuestro tiempo a raíz de los ritmos de vida que se llevan.

Si aún no practicas deporte, propónte hacerlo aunque sea un par de veces por semana y acompaña esta rutina con una dieta más saludable. Verás pronto los cambios en tu estado de ánimo y en tu calidad de vida.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.