Noticias

5 formas incorrectas de disculparte con otro

      
Fuente: Shutterstock
Pedir disculpas de forma efectiva no es algo que tenga gran misterio, pero tampoco basta con decir “perdón” y ya para que un error quede subsanado. Si sientes que cada vez que tienes que pedir disculpas el otro no tiene la reacción que esperabas, quizá sea que tu estés haciendo algo mal. Conoce las 5 formas incorrectas de pedir perdón para conocer si el “problema” es tuyo, o no; y poder mejorarlo para la próxima vez que te toque disculparte. 


5 formas en las que le quitas validez a tu pedido de disculpas


1 – Terminas el pedido de disculpas con un “pero”

Si terminas tu pedido de disculpas con un “pero” éste no se verá nada auténtico, ya que este nexo lo estarás utilizando para intentar justificar tus acciones. Piensa en cualquier ejemplo: “perdón por tal cosa, pero es que…”. Más allá de que el argumento a continuación sea excelente, el “pero” le resta toda fuerza y credibilidad al “perdón”. Si existe un pero mejor ni pidas disculpas porque de plano no lo sientes.


2 – No te haces cargo de tu error, por lo menos de manera sincera

Si le has dicho algo feo a alguien o lo has lastimado con tu actitud y a la hora de pedir perdón te enfocas más en cómo le cayó en vez de en tu error, también el pedido de disculpas puede parecer poco sincero.

Evita frases del estilo “perdón si lo que dije te hizo sentir mal” porque le estarás depositando la responsabilidad directamente al otro. La forma correcta de tu pedido de disculpas no debería involucrar la forma en como el otro reaccionó sino en hacerte cargo de que tus palabras o actitudes fueron las equivocadas.


3 – No dejas al otro expresarse

Es completamente válido (y además es esperado) que la otra persona exprese su opinión o sentimientos luego de escuchar tu pedido de disculpas, pero si lo has hecho solo para dar por cerrado el tema y no quieres escuchar nada más al respecto será el pedido de perdón menos auténtico del mundo.

Si el tema por el que has tenido que pedir disculpas es serio, no bastará con pedir perdón y ya, sino que tendrán que hablar bastante de la situación para poder resolverla.


4 – Pides perdón pero con una actitud a la defensiva

Pides disculpa pero a la hora de escuchar al otro estás viendo qué de lo que dice te podría servir para dar vuelta la situación y recriminarle tú. Claramente, no piensas que tienes responsabilidad en la situación y por eso estás esperando que también el otro se disculpe.

Volvemos a repetir que si quieres pedir perdón de manera auténtica te concentres en enmendar tu error independientemente de lo que haga o diga el otro. Para esto es importante que “bajes la guardia”, no te sientas atacado y no sientas que tienes que defenderte de algo.


5 – Te vuelves a equivocar en lo mismo

Aunque seas la persona más convincente del mundo al pedir perdón, si vuelves a cometer el mismo error tus disculpas no tendrán ningún tipo de valor. Si te vuelves a equivocar en lo mismo demostrarás que no te importaba en verdad enmendar tu error sino “lavar tu culpa” con el perdón del otro.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.