Noticias

4 formas sanas de manejar tu enojo

      
Fuente: Shutterstock
Guardar enojo, rencor y cualquier otro tipo de emociones del estilo termina por hacerle mal a quien las acumula, por lo que expresar este tipo de sentimientos está bien, dependiendo de cómo se haga. Es decir, existen formas sanas de demostrar tu enojo sin terminar por quebrantar relaciones ni terminar lleno de emociones negativas. Conoce algunas formas sanas de manejar y expresar tu enojo.


4 formas sanas de manejar tu enojo



1 – Cuéntale a alguien tu problema

Verbalizar cualquier cosa que sea que nos está pasando a alguien de nuestra confianza puede hacernos sentir bastante aliviados, por lo que si tienes alguien de confianza (y neutral en la situación) que te pueda escuchar, no lo dudes ni por un segundo.

De todas formas pon a la persona sobre aviso de que te sientes muy enojado y probablemente estés mucho rato hablando de lo mismo, para que el otro también pueda decidir si está dispuesto a escuchar todo tu problema.


2 – Escribe

¿Alguna vez has probado decir mediante una carta lo que no estás pudiendo decir en voz alta? Es increíble pero cierto: al transportar todo a un papel nos quitamos gran parte de nuestro dilema, problema o lo que sea que necesitemos comunicar; y esto funciona aýn cuando nunca entregues esa carta. Simplemente el hecho de escribirlo resulta liberador.


3 – Descarga con ejercicio


A veces cuando sufrimos un ataque de ira muy grande sentimos el impulso de golpear o romper algo para descargarnos; y si alguna vez has tenido la mala idea de hacerlo ya habrás comprobado que no sirve de nada y, al contrario, tienes un problema más (te duelen los nudillos o has roto algo que querías o te gustaba mucho).

En esos casos que necesitemos “descargar” esa emoción, el ejercicio físico o incluso pegarle a una bolsa de boxeo puede resultar muy desestresante y liberador de tensiones.


4 – Si el enojo involucra a alguien más, cálmate y háblalo


Eres una persona adulta y como tal debes comportarte; así que si la raíz de tu enojo tiene que ver con alguien más, pídele para hablar sobre el asunto pero solamente cuando hayas logrado calmarte. Recuerda que se trata de poder controlar las emociones negativas, no de hacer una bola de nieve de ira y enojo que pueda desencadenar en situaciones más violentas.

Esto es lo último que quieres que suceda, así que respira, cuenta hasta cien y afronta el problema cuando puedas hacerlo, sin dejar que se convierta en uno mayor.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.