Noticias

La violencia contra la mujer en datos y cifras

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
La Organización de Naciones Unidas (ONU) define la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”. Alrededor del mundo, casi un 30% de las mujeres han sufrido algún tipo de violencia provocada por su pareja o ex pareja.


La violencia contra la mujer constituye un grave problema y una violación a los derechos humanos. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente una de cada tres mujeres en el mundo han sufrido violencia sexual y/o física ya sea de su pareja o de un tercero o desconocido.


La violencia de pareja es definida como la conducta que una pareja o ex pareja asume para dañar a la mujer, ya sea que se trate de un daño físico, sexual o psicológico; donde se incluyen desde agresiones físicas, coacción sexual, maltrato psicológico hasta conductas de control. Por otro lado, la violencia sexual es la consumación o tentativa de consumar un acto sexual contra la voluntad de la víctima, independientemente de que se trate de su pareja o no.


La mayoría de los episodios de violencia contra las mujeres (ya sea sexual, física o psicológica) provienen de sus parejas o ex parejas, mientras un 38% de los asesinatos a mujeres (feminicidios) en todo el mundo son cometidos por su pareja o ex pareja masculina.


El feminicidio es un caso extremo, pero aunque no se llegue a éste, cualquier tipo de violencia puede provocar en la víctima un severo daño en su salud física, mental, sexual y reproductiva, así como un mayor riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS) como el VIH.


Un bajo nivel de instrucción o el haber estado expuesto a escenas similares en la familia así como el consumo de alcohol y drogas o el tomar la violencia como algo natural son factores que aumentan el riesgo de cometer actos violentos así como también de ser víctima de violencia. Asimismo, las situaciones de conflicto, posconflicto y desplazamiento pueden agravar la violencia, como la violencia por parte de la pareja, y dar lugar a formas adicionales de violencia contra las mujeres.


Un estudio realizado en el 2013 por la OMS, la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y el Consejo de Investigaciones Médicas, basado en datos de más de 80 países, comprobó que casi una tercera parte (30%) de las mujeres que han mantenido una relación de pareja han sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja.


El mismo estudio reveló además que un 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja. Y además, el 7% de las mujeres refiere haber sufrido agresiones sexuales por parte de personas distintas a su pareja.


La violencia de pareja y la violencia sexual son perpetradas en su mayoría por hombres contra mujeres y niñas. El abuso sexual infantil afecta a niños y niñas. En los estudios internacionales realizados, aproximadamente el 20% de las mujeres y entre el 5% a 10% de los hombres refieren haber sido víctimas de violencia sexual en la infancia.


Factores de riesgo de violencia de pareja y violencia sexual contra la mujer


Los factores que aumentan el riesgo de violencia contra la mujer no son factores solamente individuales, sino también familiares, sociales y de la comunidad toda. Entre los factores de riesgo de ambas, violencia de pareja y violencia sexual, son muy frecuentes los siguientes:

- Bajo nivel de instrucción (autores de violencia sexual y víctimas de violencia sexual)
- La exposición al maltrato infantil (autores y víctimas)
- La experiencia de violencia familiar (autores y víctimas)
- El trastorno de personalidad antisocial (autores)
- El uso nocivo del alcohol (autores y víctimas)
- El hecho de tener muchas parejas o de inspirar sospechas de infidelidad en la pareja (autores)
- Las actitudes de aceptación de la violencia (autores y víctimas)


Entre los factores asociados específicamente a la violencia de pareja cabe citar

- Los antecedentes de violencia (autores y víctimas)
- La discordia e insatisfacción marital (autores y víctimas)
- Las dificultades de comunicación entre los miembros de la pareja

Entre los factores asociados específicamente a la violencia sexual destacan:

- La creencia en el honor de la familia y la pureza sexual
- Las ideologías que consagran los privilegios sexuales del hombre
- La levedad de las sanciones legales contra los actos de violencia sexual


Problemas físicos, psicológicos, sexuales, reproductivos, lesiones, embarazos no deseados, abortos provocados, ETS y hasta la muerte ya sea por feminicidio o suicidio son algunas de las nefastas consecuencias de cualquier tipo de violencia hacia la mujer, ya sea provocada por su pareja o por un extraño; así como también este tipo de problemas puede afectar a los hijos de las sobrevivientes y al resto de su entorno.


Fortalecer la función del sistema de salud para abordar la violencia contra las mujeres




Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.