Noticias

5 motivos por los que leer es un gran pasatiempo

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock

Ser un lector regular nos ayuda a ampliar nuestra cultura general, entender el mundo que nos rodea, las relaciones humanas y aprender sobre las más diversas temáticas; pero además de ser una actividad que nos culturiza en todo sentido, leer también es un gran pasatiempo. Conoce algunos de los motivos por los cuales leer es fascinante.


5 motivos por los que leer es más que una obligación para subir las notas


1 – Leer amplía tu cultura general

Cómo ya hemos mencionado en más de una ocasión a través de nuestros artículos, leer nos ayuda a comprender mejor el mundo y a las personas que nos rodean.

Ya sea que se trate de una novela, del periódico, de un ensayo o hasta de un “tuit” y que el tema de la lectura sea tanto el deporte como la historia o geografía (es decir cualquier tipo de temática), leer nos aporta información (en mayor o menor grado) que nos servirá para entender desde lo que está pasando hasta el contexto y las cuestiones pasadas que nos hicieron llegar a la situación actual.

 

2 – Leer te vuelve más creativo y le permite a tu imaginación volar

La lectura es un camino para la generación de nuevas ideas y observación de otras perspectivas sobre lo que ya conocemos. Además, la lectura de ficción (novelas) es ideal para dejar volar nuestra imaginación y transportarnos a lugares remotos y lejanos, o incluso poder sentir los olores que describe el autor como si realmente los estuviéramos en el sitio.

 

3 – Leer te vuelve más empático

Cuando leemos nos “ponemos en contacto” con otro tipo de personalidades (los personajes) que quizás nada tienen que ver con las personas con las que nos relacionamos día a día. Nos adentramos en los sentimientos y deseos que mueven a estos personajes a actuar de tal o cual manera y hasta podemos llegar a tener una mayor comprensión de las razones que mueven a un personaje.

Aunque parezca que todo queda en la ficción, lo cierto es que si somos lectores regulares (y sobre todo de novelas) empezamos a tener una mayor comprensión del alma humana y podemos desarrollar la capacidad de ponernos en los zapatos de otros; y todo esto también podemos trasladarlo a nuestra vida cotidiana volviéndonos más empáticos.


4 – Leer trabaja nuestra capacidad de concentración

Leer es una actividad que en mayor medida se da en solitario y en silencio, aunque no siempre debe ser así. Cuando tenemos un buen libro entre manos podemos llegar a quedarnos absortos con la historia y en nuestro propio mundo, trabajando y entrenando nuestra concentración, la que después nos servirá para aplicar a otros ámbitos como el trabajo o los estudios.


5 – Leer te pone en contacto con tus emociones

Cuando una historia está bien narrada, ésta nos puede hacer reír, llorar, sentir amor o furia entre tantas otras emociones. Los lectores conocen de sobra este tipo de sentimientos que afloran cuando están en contacto con una gran historia, y hasta el sentimiento de “pérdida” o soledad que experimentan al llegar a la última página, cuando la historia concluye y deben dejar ir a los personajes.

Leer no solamente te ayuda a mejorar la concentración, el lenguaje y demás cuestiones que tienen que ver con los beneficios cerebrales de esta actividad, sino que también la lectura es un gran canal para desarrollar nuestras habilidades sociales tanto para comprendernos mejor a nosotros mismos como a los demás.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.