Noticias

¿Por qué cada 1 de mayo se celebra el Día Mundial del Trabajador?

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo es la máxima celebración del movimiento obrero mundial. Se trata de una jornada que se utiliza para realizar diferentes reivindicaciones sociales y laborales de los trabajadores y de acuerdo al Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago.


Los Mártires de Chicago, por quienes el 1 de mayo se conmemora en todo el mundo el Día Internacional del Trabajador, fueron un grupo de sindicalistas asesinados en 1886 por reclamar una jornada laboral de 8 horas (cuando en esa época lo normal era trabajar de 12 a 16 horas).


El 1 de mayo de 1886, 200.000 trabajadores iniciaron una huelga en simultáneo en varias ciudades de Estados Unidos mientras que otros 200.000 amenazaban con parar. La huelga inicial comenzada el 1 de mayo alcanzaría su punto crítico tres días más tarde, el 4 de mayo, en la conocida Revuelta de Haymarket.


Esa gran huelga comenzó el 1 de mayo de 1886 y tenía a través del país unas 5.000 huelgas simultáneas. Sin embargo, la fábrica Mc. Cormik de Chicago no paró, y en sus puertas, mientras había obreros que sí estaban manifestando, la policía abrió fuego. Durante los días siguientes se seguía en huelga y murieron más trabajadores, hasta el punto culmine que fue el conocido como el “atentado de Haymarket” el 4 de mayo de 1886.


La revuelta o incidente de Haymarket fue el momento crítico de las protestas que habían comenzado el 1 de mayo de 1886 en reclamo de la reducción de la jornada laboral. Durante la manifestación del 4 de mayo, que venía desarrollándose de forma pacífica, una persona desconocida lanzó una bomba a la policía que intentaba disolver el acto reprimiendo a los obreros.


Este episodio desembocó en un juicio (que años después fue calificado de ilegítimo y malintencionado) hacia ocho trabajadores, donde cinco de ellos fueron condenados a muerte en la horca y tres recluidos y condenados a 15 años de trabajos forzados, aunque su culpabilidad nunca pudo ser demostrada (de los cinco condenados a muerte, uno se suicidó antes de su ejecución).


Estos obreros fueron los denominados Mártires de Chicago y en homenaje a ellos surge la celebración del Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores o Día del Trabajador, con solamente dos excepciones a nivel mundial: Estados Unidos y Canadá, que no adhieren a esta fecha sino que celebran el “Labor Day” el primer lunes de septiembre, así como Nueva Zelanda que lo hace el cuarto lunes de octubre.



Consecución de la jornada laboral de ocho horas

Finalmente, a fines de mayo de 1886 varios sectores patronales accedieron al reclamo obrero de una jornada laboral de 8 horas (“ocho horas de trabajo, ocho horas de ocio y ocho horas de descanso”). La consecución de la jornada de 8 horas marcó un antes y un después en el movimiento obrero mundial.


“Jamás en la historia de este país ha habido un levantamiento tan general entre las masas industriales. El deseo de una disminución de la jornada de trabajo ha impulsado a millones de trabajadores a afiliarse a las organizaciones existentes, cuando hasta ahora habían permanecido indiferentes a la agitación sindical” expresaba por aquel entonces la Federación de Gremios y Uniones Organizadas.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.