Noticias

Cómo prestarle dinero a un amigo sin que se estropee la amistad

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
El dinero suele ser uno de los temas más delicados entre las relaciones de todo tipo, por lo que si un amigo nos pide dinero prestado y accedemos a hacerlo, debemos tomar ciertas precauciones para que esto no estropee nuestra amistad.


Como personas que sentimos afecto hacia nuestros amigos y familiares, es normal que queramos ayudarlos cuando estos necesitan salir de una urgencia o se les presenta un problema; pero lo cierto es que la amistad mezclada con el dinero muchas veces suele salir mal o resentirse en cierto modo. Para que este no sea tu caso, chequea qué precauciones debes tomar antes de prestarle dinero a un amigo o familiar.



Qué debes plantearte antes de prestarle dinero a un amigo


1 – Ve que se trate de una necesidad real


No tienes que decir que si al pedido de préstamo, sino que tienes todo el derecho de decidir tu si lo harás o no. El motivo por el que decidir si le prestarás o no dinero a tu amigo no es menor. Siempre al final será tu decisión, pero como primer consejo mencionamos que investigues si se trata de una necesidad real.

Es decir, si el fin que llevará ese dinero es vacaciones, cambiar su coche, comprarse algo o algún otro tipo de “necesidad” superflua puedes evaluar mejor la posibilidad de que tu respuesta sea positiva, y en el caso de que no lo sea, ahorrarte un sentimiento de culpa por ello.


2 – ¿Cómo afectará tu economía?


Puedes permitirte darle un préstamo a tu amigo sin que esto te afecte, y puede que si lo haces desbarajustes todo tu presupuesto, y después estés teniendo que hacer malabares con tu economía para mantener tu nivel de vida.

El aspecto de cómo prestar plata afectará a tu bolsillo tampoco es menor, y también es algo que deberás evaluar antes de hacerlo.

Finalmente, si has evaluado éstos y otros aspectos y aun así decides prestar dinero, chequea los siguientes consejos para minimizar riesgos. Como dice el refrán, “las cuentas claras mantienen la amistad”.



4 consejos para prestarle dinero a un amigo sin arruinar tu amistad


1 – Pregúntale si es la única manera en que puedes ayudarlo


Habla con tu amigo e investiga si existe otra manera de ayudarlo, ya que tal vez pueda solucionar su problema de otra manera sin requerir dinero.


2 – Fija un plazo máximo de devolución


Pídele que te especifique cuándo cree que puede devolverte el dinero, y explícale que necesitas fijar un plazo para que esto suceda. Pregúntale, además, cuál es su plan B en el caso de que el plazo estipulado llegue y no te haya podido pagar.


3 – Dejen un testimonio por escrito


Esto puede resultar incómodo para ambos, y claro que si la cantidad no es significativa, tal vez no requiera que lo hagan. Pero si se trata de una suma importante (y esto es muy subjetivo y lo determina cada uno) plantéale dejar un testimonio por escrito que especifique su compromiso de pagar su deuda en el tiempo estipulado.

Esto decidirás, de acuerdo a la suma que le otorgues, si quieres hacerlo por medios legales o si con un documento realizado por ustedes para ti ya es suficiente.


4 – En última instancia, resígnate a perderlo


Como ya mencionamos, mezclar la amistad y el dinero puede ser un error, pero si decides hacerlo en un punto debes resignarte a perder ambas cosas, tanto la amistad como el dinero. Existe la posibilidad de que tu amigo asuma su deuda como también de que no lo haga, por lo que, en este punto, el consejo es que al final prestes solamente la suma que puedas llegar a perder sin poner en riesgo aspectos importantes de tu economía.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.