Noticias

4 características que debe tener un líder

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Ya sea que quieras convertirte en líder estudiantil, de tu equipo en el trabajo, de tu comunidad o de tu grupo de amigos, existen una serie de características que deben presentar los líderes cualquiera sea el ámbito en el que desempeñen este rol. Descubre a continuación las principales características de los líderes.

Y tú, ¿Eres un buen líder? Averígualo a través de un test

Más info


4 características de un buen líder


1 – Habilidad para comunicarse muy bien


Las habilidades o capacidad para comunicarse y persuadir a los demás es un rasgo fundamental en cualquiera que quiera liderar. Se trata, ni más ni menos, que de trabajar tu carisma.

Un líder debe lograr que los demás lo escuchen y lo entiendan y no “por la fuerza” sino porque ha entendido lo que el grupo quiere y necesita. Y para lograr que los demás le presten atención las habilidades de comunicación deben ser muy buenas.


2 – Inteligencia emocional y habilidades interpersonales


Tener inteligencia emocional es contar con la habilidad de manejar las emociones de manera positiva, ya sea las propias como las de los demás; identificando las fortalezas de cada uno para guiar al grupo en la consecución de sus objetivos.

En cuanto a las habilidades interpersonales, estas comprenden la cortesía, integridad, honestidad, actitud positiva o
paciencia, entre otras. Un buen líder debe haber desarrollado habilidades interpersonales que le permitan un buen manejo de sus relaciones personales, debe poder generar empatía y motivar a un equipo.


3 – Ser comprometido


A menudo, un líder debe redoblar los esfuerzos si el resto del equipo comienza a desmotivarse; y el compromiso es fundamental para no “abandonar el barco” y porque además, si quieres que los demás se comprometan en la causa que pretendes liderar, el primer comprometido debes de ser tú.


4 – Tener metas claras y capacidad para planificación


El tema de tener metas claras es fundamental: para dirigir un grupo es necesario tener muy en claro a dónde se quiere llegar, y estas metas deben estar alineadas a las necesidades y objetivos de todo el equipo; es decir jamás debe tratarse de intereses personales.

El tener una meta clara es el punto de partida; y luego de definido esto, el siguiente paso es poder planificar los pasos a dar para alcanzar dicho objetivo. Como ya mencionamos, un líder debe entender las fortalezas (y debilidades) de cada integrante del equipo, y en base a esto dividirá los roles para que cada uno esté en el lugar donde se siente más cómodo y sea más efectivo, haciendo crecer a cada integrante a nivel individual y al grupo en su totalidad.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.