Noticias

7 habilidades fundamentales que todo estudiante debe desarrollar

      
Fuente: Shutterstock
Más allá de cumplir con una completa currícula de materias, la universidad debe permitir a los estudiantes explotar todo su potencial y desarrollar ciertas habilidades que lo prepararán para enfrentarse a los retos que le deparará el mundo real. Allí es donde la tarea de los profesores cobra una importancia vital.

Todo profesor debe ser capaz de formar a sus alumnos para que se transformen en profesionales con espíritu emprendedor, aptitudes para trabajar en equipo y capacidad de mirar al mundo desde una postura crítica. Estas son algunas de las habilidades que todo estudiante debe desarrollar para construir una sólida carrera a futuro. Conoce a continuación algunas más.


1. Curiosidad e imaginación

Ser curioso y querer explorar el mundo que nos rodea se encuentra en nuestra naturaleza como seres humanos. Aun así es tarea principal de los docentes despertar en mayor medida la curiosidad de sus alumnos para que cada nueva experiencia educativa sea un hallazgo enriquecedor. Al mismo tiempo la imaginación y el pensamiento creativo es algo que debe mantenerse en constante movimiento para poder desarrollar al máximo el potencial de un estudiante.


2. Pensamiento crítico y capacidad de resolver problemas

Las actividades que desafían a los estudiantes a observar un problema desde distintas ópticas y encontrar para él resoluciones creativas e innovadoras son esenciales en la formación para el mundo laboral. El famoso “pensar fueran de la caja” permite convertirse en un profesional más completo, entrenado en la toma de decisiones y en la resolución de conflictos, independientemente del área de trabajo donde cada joven se desarrolle.


3. Espíritu emprendedor e iniciativa

La libertad a la hora de tomar decisiones ayudará a desarrollar en los jóvenes la capacidad de iniciativa y de tomar por sí solos las riendas de las situaciones. Esto lo formará como personas más seguras de sí misma. Está entre las tareas del educador fomentar estas habilidades dentro del aula y guiar a los alumnos a ser capaces de aprender de sus propios errores en lugar de frustrarse ante la equivocación. Esta virtud alimentará su espíritu emprendedor y los preparará para los fracasos que puedan darse a la hora de abordar un proyecto.


4. Agilidad y capacidad adaptativa

La velocidad de cambio en el mundo empresarial obliga a una mayor adaptabilidad de quienes se mueven allí. Es por esta razón que todo futuro profesional deberá sentirse preparado para adaptarse rápidamente a las nuevas situaciones y cambios que le toquen vivir en el área en la que se desempeñe. A la hora de trabajar esto en el salón de clases será mejor elegir recursos audiovisuales y ejercicios dinámicos en lugar de una rutina establecida tradicional. Romper las estructuras dentro del aula fomentará la capacidad de adaptación de los jóvenes.


5. Aptitudes para influir en otros y tender redes

La capacidad de liderazgo no es de todos, pero el saber trabajar en equipo es un valor esencial que cualquier profesional debe tener para construir buenas relaciones en su trabajo. Así también, las habilidades para relacionarse con otros y el buen desenvolvimiento en entornos sociales facilitará la posibilidad de generar contactos y tender redes cuando esto sea necesario.


6. Habilidades de comunicación

La forma en que hablamos a los demás, a través del medio que sea, resulta fundamental para hacer llegar los mensajes correctos de la forma correcta. Al mismo tiempo capacidades como por ejemplo la de persuasión o la de síntesis siguen siendo recursos que se encuentran sumamente valorados en el mercado laboral, para algunas profesiones más que para otras. Desarrollar en los alumnos la capacidad de comunicarse les dará un valor agregado que será de gran ayuda para lanzarse a buscar su primer empleo.


7 – Capacidad de análisis

Hoy en día nos encontramos inmersos en una red de información que nos bombardea de contenidos y resulta difícil discernir en temas de calidad, veracidad y legitimidad de la información. Al mismo tiempo la accesibilidad de la información da lugar a cometer errores como el plagio, o muchas veces el valerse de información que no es del todo certera, creyendo que sí lo es. La capacidad de conocer y analizar los recursos con los que se trabaja y los medios a los que estamos expuestos es otra aptitud en la cual los docentes tendrán que educar y reeducar permanentemente a sus alumnos, con el objetivo de formar jóvenes con una cultura general vasta y sólida y un pensamiento analítico que los encaminará al éxito en un mundo cada vez más exigente.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.