Noticias

5 consejos para tener éxito en un examen oral

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Si hasta los oradores más entrenados sienten algo de nervios antes de hablar frente a un auditorio, es completamente normal que los estudiantes entren en pánico ante un tribunal docente que los evaluará en un examen de tipo oral. Pero, aun así, los profesores suelen coincidir en que los exámenes orales favorecen a los estudiantes que han estudiado; por lo que si estás en este grupo, solo tienes que dominar algunas cuestiones para tener tus nervios y ansiedad bajo control, y lucirte en tu próxima prueba.


5 tips para tener éxito en un examen oral


1 – Estudia

Parece un consejo muy obvio, pero primero lo primero: estudia. Si te preparas bien respecto a los temas que entrarán para el examen ya tienes más de la mitad del camino recorrido.


2 – Ensaya en tu casa


Ya sea frente a un espejo o pidiéndole a alguien más que te “tome prueba”, ensayar antes te permitirá llegar con más confianza al momento del examen. Además podrás darte cuenta de los temas en los que estás más flojo y apuntar allí tu repaso.

Asimismo también puedes grabarte y escucharte, lo que te servirá por partida doble: para seguir fijando los conocimientos y para detectar lo que pueda estar fallando en tu comunicación verbal.


3 – Aprende los secretos de hablar en público


Más allá de lo que comunicas, la forma en que lo comunicas es fundamental para que las personas hacia las que te diriges queden “absortas” con tu presentación o quieran dormirse apenas empiezas; y el caso de presentar un examen oral no es una excepción. Aprende los fundamentos generales de la comunicación verbal para hacer una presentación deslumbrante y ponlos en práctica.


4 – Tómate tu tiempo para contestar


Más vale que contestes a tu tiempo pero bien, por lo que salvo que el examen esté estipulado para ser realizado dentro de una determinada cantidad de tiempo, en general se suele dar al estudiante el tiempo que necesita para hacerlo.

Los nervios pueden jugarte una mala pasada y el apuro puede ser un detonante de los nervios
. Por esto, antes de contestar lo que se te preguntan piensa bien tu respuesta. Así podrás ordenar tus ideas y argumentos y reducir la posibilidad de equivocarte en el afán de contestar rápido.


5 – Explícale a los profesores que estás nervioso


El decirle a los profesores que estás nervioso puede funcionar como una fórmula casi mágica para aliviar tensiones; así como también sucede lo mismo con los nervios que te puede provocar cualquier persona o situación. Expresar cómo te sientes y mostrarte natural y humano frente a lo que te está pasando puede ser santo remedio; así como también tomarte un minuto para respirar y relajarte.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.