Noticias

3 estrategias para estudiar cuando tienes poco tiempo

           Autor: Camila Siqueira
Por supuesto que cuando estudias con poco tiempo, un paso fundamental para que las horas rindan es dejar las distracciones afuera
Por supuesto que cuando estudias con poco tiempo, un paso fundamental para que las horas rindan es dejar las distracciones afuera  |  Fuente: Shutterstock
Ya sea que tienes poco tiempo para estudiar para rendir un examen o que quieras desafiar tu capacidad y tiempo de aprendizaje, las estrategias que presentamos a continuación están pensadas para que puedas aprender casi cualquier tema cuando cuentas con poco tiempo. Descúbrelas.


No descartes seguir aprendiendo por falta de tiempo: si bien en primer lugar estudiar gradualmente será lo mejor para tu comprensión (así cuentes solo con media hora por día para dedicarle a aquello que quieres aprender), en determinados momentos no tenemos tiempo suficiente y debemos aprender en “tiempo récord”; por ejemplo, cuando empezamos a estudiar a último momento para rendir un examen.


Si esto te ha pasado y tienes las horas contadas, chequea y pon en práctica las estrategias para estudiar cuando no tienes tiempo y aprender más rápido. Descúbrelas a continuación.



3 estrategias para estudiar cuando tienes poco tiempo


1 – Consulta con un experto

¿Necesitas aprender una lección y tienes poco tiempo para lograrlo? Consultar con un experto en el tema que pueda explicártelo de forma ágil es una buena estrategia para adquirir el conocimiento de forma más rápida.

Te aconsejamos que primero hayas leído sobre el tema así podrás enfocarte sobre todo en despejar dudas y no en comenzar la lección de cero.


2 – Divide y prioriza

Divide, fragmenta el tema que debes estudiar y detecta lo más importante que tienes que asimilar con rapidez. Enfócate en esos conceptos más importantes y al resto dedícales menos tiempo, ya que si sabes lo medular el resto te será más fácil.

Asimismo, si se trata de un examen y tienes varios temas para estudiar, deberás jugar con la suerte y dejar algunos afuera para concentrarte en otros. Al apostar al azar podría salir bien o mal, pero si no tienes tiempo, lo mejor es poner tus esfuerzos en los que ya tienes más claros.


3 – Skimming y scanning


Tanto el skimming como el scanning son dos estrategias de lectura veloz, a través de las que podrás hacerte una idea general de un texto (no asimilar los conocimientos en profundidad) en menor tiempo.

El skimming se utiliza para buscar las ideas principales de un texto, leyendo los primeros y últimos párrafos e identificando los principales conceptos, datos y fechas clave. Es el método más efectivo para hacer un repaso de materiales que ya asimilamos.

El scanning es como su nombre lo dice, realizar un escaneo del texto. Se utiliza para encontrar datos específicos que estemos buscando, como una fecha o un nombre. Para hacerte una idea, se trata de la técnica que utilizarías si tienes que buscar un número en la guía telefónica. Lógicamente no mirarás uno por uno, sino que con información previa (como el nombre de una persona) ya sabrás a dónde ir en el papel y qué pasar por alto.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.