Noticias

5 beneficios de trabajar como freelance

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Fotolia

Trabajar por tu cuenta puede resultar bastante complejo, sobre todo al principio cuando aún no te has dado a conocer en tu rubro. Pero a pesar de esto, quienes se animan a emprender este camino aseguran que las dificultades valen la pena teniendo en cuenta el resultado. Y es que el trabajo freelance, si bien no es simple, conlleva al final varios beneficios. En alguna oportunidad ya hemos hablado sobre 10 motivos para no ser trabajador freelance: hoy vamos a conocer 5 razones por la que deberías considerar el trabajo de forma independiente.


Si estás pensando en trabajar como freelance, es bueno que pongas en la balanza costos y beneficios. Si bien los emprendedores deben animarse y tomar riesgos, una de las cuestiones que siempre deberías tener en cuenta es no dar saltos al vacío si no estás seguro que debajo existe una red en la que puedas caer sin daños. Es decir, si vas a trabajar como freelance, no dejes tu trabajo fijo de un día para el otro sin haber analizado y planificado tu negocio por cuenta propia. Ahora bien, si ya te has decidido a tomar este camino, o lo tienes en mente, a continuación te contamos algunos de los beneficios que podrás encontrar trabajando por tu cuenta.


5 beneficios de trabajar como freelance



1 – Eres un poco más dueño de tu vida

Si con el producto o servicio que ofreces como freelance te va muy bien, los laureles serán tuyos; y si fracasas, la responsabilidad también será enteramente tuya. En el trabajo independiente tú tomas las decisiones sobre el volumen de trabajo que aceptas, los horarios que manejas y cualquier cuestión relacionada sin tener que consultarlo con nadie más. Asimismo, al ser independiente con tu trabajo, también eres el único responsable de tus aciertos y errores.


2 – Puedes trabajar en distintos proyectos

Realmente el trabajo freelance se vuelve a menudo bastante menos rutinario que si llevaras un horario y tareas de oficina. Al ser independiente puedes trabajar en proyectos muy distintos uno de otro, aunque claro todo estará determinado por el área en la que te desempeñes y esta variedad se permite más en algunos campos que en otros. Y esto de trabajar en distintas cuestiones a la vez no solo hace más divertida la jornada sino que es un camino para tener más oportunidades, promocionándote por distintas vías y consiguiendo tantos clientes como sepas y puedas gestionar. Para esto, Internet y las plataformas donde buscar trabajo como freelance son excelentes aliados.


3 – Tienes (casi) todo el poder de decisión

Está bien, como freelance también tendrás que lidiar con las exigencias y opiniones de un cliente; pero no será del cliente más un jefe terco. Cuando trabajas de forma independiente ganas muchísimo poder de decisión sobre tu trabajo; y en última instancia, si el proyecto no te convence, no suma a tu carrera o peor piensas que puede restar, simplemente lo puedes rechazar sin tener que desvivirte en explicaciones.


4 – No tienes un tope de sueldo

Bueno, lo cierto es que la economía de un trabajador independiente puede asimilarse a caminar sobre la cuerda floja; por lo menos al principio de un emprendimiento. Pero si eres responsable y bueno en lo que haces esta inestabilidad no durará mucho tiempo; y una vez que te has asentado y dado a conocer en tu área la cantidad de proyectos (y en consecuencia, la cantidad de dinero) que aceptes dependerá solamente de ti, por lo que podrás ganar cuanto quieras y más (y no quedarte cada mes en un fijo como sucede con un trabajo normal). Claro está que para llevar esto de buena manera tienes que ser una persona muy organizada; porque así como habrá meses en los que puedas contar con una mejor paga, también pueden existir momentos de sequía.


5 – Ganarás más experiencia

Al trabajar de forma independiente tendrás que ocuparte de varias cosas en la “cadena de producción” de un producto o servicio lidiando con distintos tipos de clientes y proveedores, por lo que en varias cuestiones ganarás más experiencia sobre lo que estás haciendo conociendo tus límites y cómo puedes superarlos. No solo entenderás mejor tu trabajo, sino que tendrás que desarrollar nuevas habilidades como las de comunicación o administración -entre otras- para que todo vaya bien, ganando experiencia en ámbitos que si estás dentro de una empresa te sería más difícil acceder.


Recuerda que si has decidido trabajar como freelance tendrás quizás menos contacto con profesionales de tu área; por lo que seguir formándote es fundamental para no quedar con conocimientos obsoletos. Una de las mejores formas de no quedar al margen es utilizando las redes sociales específicas para establecer contactos como LinkedIn y a su vez realizar cursos de capacitación online, ya que son gratuitos y los acomodas a tus horarios como mejor te vaya.

Registrate en Universia para estar informado sobre becas, ofertas de empleo, prácticas, Moocs, y mucho más


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.