Noticias

4 tipos de entrevistadores laborales y sus particularidades

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Cuando tienes una entrevista de trabajo te preparas para tener medianamente bajo control todos los detalles. Por eso, te informas de la empresa, cuidas tu apariencia, investigas sobre el lenguaje corporal y todos los aspectos que sabes estarán relacionados a la entrevista. Ahora bien, un aspecto que en general no tenemos en cuenta es cómo será la persona que nos entreviste. Conoce a continuación 4 tipos de entrevistadores y las particularidades de cada uno.


4 tipos de entrevistadores laborales y sus particularidades


1 – El entrevistador inquisidor

Este tipo de reclutador laboral te estudiará a fondo desde que cruces el umbral de la puerta, y una vez en “diálogo” contigo te hará tantas preguntas que podrías llegar a pensar que estás en algún tipo de juicio o inquisición.

No te lo tomes personal ya que no se trata más que del método de este tipo de entrevistador para conocer a los candidatos; y sobre todo no permitas que su actitud te ponga nervioso; contesta sin miedo ni arrogancia.


2 – El entrevistador “amigo”

El entrevistador que se hace el amigo de los candidatos, también conocido como “el bacán” parece estar demasiado feliz y sobreexcitado en todo momento.

¿Cuál es el problema con este tipo de entrevistador? El inconveniente radica en que puedes sentirte en tal confianza que termines por revelar aspectos que no debes mencionar en una entrevista laboral (como por ejemplo hablar mal de tus antiguos jefes o compañeros); o que termines “empantanado” en una conversación personal y al final, nada hayas destacado sobre tus fortalezas y aptitudes para el puesto.


3 – El entrevistador ocupado

Llegas a tu entrevista a la hora pautada y el entrevistador te hace esperar, como mínimo, media hora, mientras su secretaria te indica que podrás pasar cuando la persona en sí “se desocupe”. Una vez frente a frente, la entrevista es insostenible porque el teléfono, la puerta del despacho o el sonido de Skype de tu entrevistador no paran de sonar.

Claro que puede ser muy frustrante haber preparado tanto la instancia para que finalmente el reclutador no te preste la debida atención; pero trata de no transmitir esto. Mejor, demuéstrale que entiendes lo ocupado que está (porque esto es justamente lo que él quiere transmitir) enfocándote en cuestiones muy puntuales cuando hablas; y claro, no busques sacar tema de conversación porque si nomás, sino que limítate a su (escaso) tiempo.


4 – El entrevistador “vendedor”

También conocido como el entrevistador “charlatán”, el vendedor te hablará de la empresa como si fuera el mismísimo Google, explicando los beneficios inigualables que significaría trabajar allí.

Con esto puede que más que una persona que va por un posible empleo, te haga sentir como un posible inversionista. No pierdas el foco ni te obnubiles: haz las preguntas que tenías en mente y no aceptes el trabajo si no tienes algo claro, por más oportunidad imperdible que el entrevistador vendedor quiera hacerte creer que es.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.