Noticias

Prendas que nunca debes llevar puestas en una entrevista de trabajo

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Estar vestido de forma adecuada en una entrevista de trabajo también es algo de lo que te tienes que ocupar previamente al momento de prepararte para la instancia. Lo primero que solemos pensar ante una entrevista es “¿cómo debo ir vestido?”, pero en general no nos enfocamos en ver qué no debemos llevar puesto.

Conoce más consejos para enfrentar una entrevista de trabajo con todo éxito

Más info


Si bien no es conveniente que en la entrevista des una imagen que no podrás sostener (es decir, ir completamente impecable si después no estás dispuesto a ir igual día a día en caso de que te contraten), tienes que tener en cuenta que la primera impresión es todo; por lo que debes esforzarte por causar una buena primera impresión.

Ir a una entrevista de trabajo bien vestido no tiene nada que ver con ir sobrecargado o vestido como para una fiesta ni tampoco ir como si recién hubieras vuelto del parque.

También debes tener en cuenta que la vestimenta debe adecuarse al puesto al que te postulas, ya que no vestirás igual si quieres ser gerente de una gran compañía que si quieres ser creativo publicitario, por ejemplo. Aun así, existen “prendas prohibidas” que jamás te debes poner si quieres que te vaya bien en una entrevista laboral. Descúbrelas.


Estas son las prendas que jamás debes llevar puestas en una entrevista de trabajo


1 – Jeans

Por más que se trate de un jean impecable, ésta es una prenda demasiado informal para una entrevista; y no deberías llevarla así te postules a un puesto “descontracturado”. Evítalos en esta primera impresión.


2 – Tenis y ropa deportiva


Las zapatillas tenis y la ropa deportiva también son prendas prohibidas. Demasiado informales para una entrevista de trabajo; y no deberían aceptarse ni siquiera para una entrevista en un gimnasio.


3 – Demasiado escote si eres mujer, camisa desprendida si eres hombre


El escote profundo, la ropa demasiado ajustada o la camisa prendida desde el tercer o cuarto botón déjalos para la discoteca: en una entrevista de trabajo estarían desubicados.

Asimismo, el exceso de maquillaje o de joyas tampoco te hace ver bien, y menos si la entrevista es temprano en el día. ¿Quién anda a las 9 de la mañana completamente maquillado? Deja eso para las celebridades o para una noche de juerga. En un trabajo vale más demostrar que tienes capacidad que lucir cual actor o actriz de Hollywood.


4 – Si eres mujer y llevas cartera, procura que no sea demasiado grande


Por alguna razón, los bolsos demasiado grandes inspiran cierta desconfianza, y no querrás proyectar una imagen negativa en tu entrevista.

Si vas a llevar cartera elije una discreta y un tanto formal: nada de bolsos tejidos con multiplicidad de colores o diseños estridentes. En una primera impresión es mejor pecar de sobrio que de llamativo.


5 – No estrenes ropa ese día


Salvo que te la hayas probado y sepas de sobra que te sentirás cómodo con ella, lo mejor es no optar por llevar ropa nueva, ya que la ropa de estreno te puede generar algunas desconfianzas tal como si se amolda bien a ti o no entre otras.

Opta mejor por aquello que ya sabes cómo te calza y con lo que te sientes seguro y cómodo.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.