Noticias

Ventajas y desventajas de trabajar en una ONG

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Sin duda trabajar en una ONG es una manera de aportar cambios positivos a la sociedad y de volverte un agente de cambio positivo. Pero de todas formas y aunque trabajar en una ONG pueda resultar muy provechoso tanto para el profesional como para la comunidad, no todo son ventajas. Descubre los pros y contras de trabajar en una ONG.



Ventajas y desventajas de trabajar en una ONG


1 – Trabajarás en un equipo multidisciplinario


En un equipo que trabaja por un mismo objetivo dentro de una ONG puedes encontrarte con expertos en todo tipo de campos distintos, lo que enriquecerá no solo tu área profesional sino también la personal.


2 – Te transformas en un agente de cambio positivo


El trabajo en una ONG tiene una fuerte implicancia social, por lo que si lo tuyo es el compromiso social y quieres hacer algo a favor de tu comunidad o el mundo, un trabajo de estos resulta ideal para tu perfil.


3 – Oportunidades de expansión


Al trabajar con profesionales de todas las áreas y en proyectos distintos, no estarás limitado a una única área sino que podrás absorber un poco de todo; y esto resultará perfecto para expandir tu perfil.


4 – Podrías viajar por trabajo


Muchas Organizaciones No Gubernamentales operan a nivel internacional, por lo que si te desempeñas en una de ellas podrías tener la maravillosa experiencia de viajar y conocer otras culturas, realidades y personas muy interesantes.

Si bien trabajar en una ONG es un trabajo significativo que transforma tanto al que lo realiza como al que recibe los beneficios, no todo es positivo, como ya mencionamos. Conoce las principales desventajas de trabajar en una ONG.


Desventajas


1 – Los salarios son bajos


En general los salarios son bajos en una ONG; y muchas de ellas en realidad forman sus equipos a base de voluntarios; por lo que si necesitas un trabajo para pagar renta, expensas y medios de vida, con el sueldo de una ONG podrías quedarte bastante corto.


2 – Las distintas realidades podrían afectarte


Si eres una persona demasiado sensible que no soporta estar en contacto con realidades complejas al punto de que éstas te afectan seriamente stu estado de ánimo y salud mental, la ONG no resultaría demasiado buena para ti.

Si bien algunas no tienen que ver con lo estrictamente social, muchas de ellas sí vuelcan su trabajo a las comunidades más desfavorecidas.


3 – Poco acceso a la última tecnología


Uno de los factores clave para el desarrollo profesional es contar con la posibilidad de acceder a la tecnología de punta, y esto comunmente no sucede en las ONG; donde, en general, se trabaja con recursos más modestos.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.