Noticias

Colaboradores tóxicos, ¿cómo son y cómo influyen en el equipo?

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Si el ánimo en la oficina o lugar de trabajo está todo el tiempo “denso”, puede ser que haya un colaborador tóxico en el equipo. Las personas tóxicas quitan el entusiasmo y la energía de los demás, y tal como en la vida, en el trabajo se vuelve muy difícil compartir el tiempo con una persona pesimista y disconforme sin caer en lo mismo.


El saldo de un empleado o compañero tóxico nunca es positivo para la empresa o el equipo. Baja de la productividad, desmotivación, daño general al ambiente laboral o sentimientos muy negativos por el trabajo y la empresa son algunas de las consecuencias de que la influencia del colaborador negativo se expanda. Pero, ¿cómo son los perfiles de un colaborador negativo? Averígualo a continuación.


5 tipos de colaboradores tóxicos


1 – El Desleal
 

Los colaboradores desleales siempre están cuestionando cada decisión de los jefes o líderes; pero lo hacen posteriormente con el resto del equipo mientras que frente a los jefes fingen que los apoyan.


2 – El que está en contra de todo


A los colaboradores “contras” nada de lo que sucede en la empresa les parece bien, ni las decisiones de los jefes, ni los salarios, ni la cultura organizacional ni nada en general.


3 – El que se niega a escuchar sugerencias


Otra característica que hacen a un colaborador tóxico es que se niega a escuchar o seguir las sugerencias o correcciones que le hacen sobre su tarea. Hace las cosas como le parece, a su manera, ya que cree saber más que el resto; y muchas veces hasta cambia los procesos o reglas de trabajo afectando la tarea del resto o el resultado final.


4 – El perezoso
 

A los colaboradores perezosos no les gusta trabajar, y cuanto menos cosas puedan hacer mejor. Cumplen su horario pero jamás tienen iniciativa para brindar un valor agregado, ya que apenas hacen su trabajo, cuando lo hacen.

El mayor problema de un colaborador flojo es que cuando uno no hace su tarea perjudica la del resto, por lo que este tipo de trabajador tóxico instaurará el malestar general incluso sin proponérselo ni darse cuenta.


5 – El social


Está todo el tiempo haciendo chistes, conversando y distorsionando el ambiente; y lejos de aportar entusiasmo a la oficina retrasa el trabajo del resto. No se trata de que no haya lugar para relajarse un rato, pero el colaborador social piensa que ir a trabajar es lo mismo que estar en el bar con los colegas, por lo que pasarla bien es su prioridad en la oficina.

¿ERES UNA PERSONA TÓXICA? Averígualo en un test

Más info


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.