Noticias

 
El hogar de los Melenudos y los Escualos fue diseñado por el arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva como parte de la infraestructura que pertenece a la más importante casa de estudios superiores venezolana. La obra fue levantada para albergar los Juegos Deportivos Bolivarianos e inaugurada por el entonces presidente Marcos Pérez Jimenez.

El aforo inicial del estadio era de 30 mil personas. Sin embargo, a partir de una remodelación para ampliar el terreno de juego, con motivo a los Juegos Panamericanos Caracas 1983, su capacidad se redujo a 25.690 aficionados.  Para ajustar el estadio a las condiciones del juego de béisbol, se restringió la parte central de las gradas, colocando allí la llamada zona negra. Este espacio permite mejorar la visibilidad del receptor y del bateador de turno. La zona restringida disminuyó el aforo hasta los 22.900 fanáticos. Sin embargo, la construcción de dos palcos al nivel del terreno aumentó la capacidad del coso a 23.700.

Actualmente, su funcionamiento y mantenimiento lo lleva la Fundación UCV.



Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.