Noticias

 


Especial Universia / Andrea Rodríguez


Muchas compañías trabajan con Empresas de Trabajo Temporal (ETT) para contratar empleados por un tiempo determinado. En la actualidad existen tres modalidades de trabajo temporal: el contrato por obra para realizar un proyecto o servicio determinado (muchas veces con duración indeterminada), el contrato eventual para exigencias circunstanciales del mercado, y el contrato por sustitución de empleados fijos con derecho de reserva del puesto, como la ausencia por vacaciones o el descanso por maternidad.


Las ETT son un buen comienzo para aquellos estudiantes que deseen trabajar y tener un ingreso adicional del que perciben en condiciones no laborales (como las “mesadas” o ayudas económicas de los padres) o para nuevos profesionales que tienen poca experiencia.


En el post ETT: Empresa de ¿Trabajo? (eso sí) Temporal Leticia Cancho comenta que “el problema surge cuando ambas empresas (la que proporciona la mano de obra y la que la recibe) cuidan tanto, tantísimo, de sus intereses que pasan por encima del trabajador”. Otras desventajas son los salarios bajos y la inestabilidad laboral.


Para saber un poco más acerca de las Empresas de Trabajo Temporal, puedes ingresar en el post de Leticia Cancho, en el Blog de Empleo.
  • Fuente:


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.